Melisa Millán, la joven y multifacética empresaria y artista mendocina al frente de una bodega, un restaurante, una aceitera y de su galería de arte

(Por Laura Saieg) La joven artista, emprendedora desde chica, decidió darle su impronta a la empresa familiar creando una galería de arte que hoy se fusiona con el restaurante Abrasado de Bodega Los Toneles. En esta nota nos cuenta de qué forma fue buscando su espacio a través de las demás unidades de negocio. Nos aclara que la aceitera y la destilería son gerenciados por su padre junto a Gabriel Guardia.

Image description
Melisa Millán, empresaria y artista.
Image description
Image description
Image description

La familia Millán es reconocida en Mendoza, ligada desde hace años con su empresa Átomo supermercados. Sin embargo, al pasar los años, decidieron ir por más y ampliar sus unidades de negocios. Hoy cuentan con la presigiosa Bodega Los Toneles, el restaurante Abrasado, la olivícola Laur y los destilados Terrier, entre otros. 

En este marco es donde Melisa Millán nació y poco a poco se fue adentrando a la empresa familiar. En una entrevista con InfoMendoza y en declaraciones realizadas en radio La Metro contó en detalle sus comienzos y cómo fue su evolución. “Comencé trabajando formalmente a los 19 años, en el área de diseño haciendo la cartelería para los supermercados. Sin embargo, desde chica me enseñaron a mí y a mis hermanas la cultura del trabajo y de la importancia de ¨ganarse las cosas a costa de uno mismo¨, por ende, comenzamos desde muy temprano, haciendo tareas básicas como reponer mercadería en los supermercados Átomo”.  

“Una vez que finalicé mis estudios y me recibí de Licenciada en Diseño (a los 22 años) decidí involucrarme en un área en donde mi parte artística, social y emprendedora fuese más explotada. Así fue como comencé con el sector de hospitalidad (eventos, turismo y restaurante) de la Bodega”, recuerda. 

Abrasados, el restaurante reconocido por sus carnes 
El restaurante lo abrieron en el 2015, con el concepto de cocina de producto y carnes maduradas. El chef es Lucas Rivera, quien según expresa Melisa Millán, fue quien comprendió el concepto de la marca Abrasado, cuyo sello distintivo son las carnes maduradas en seco, y quien además realizó una selección visitando ganado en Córdoba y San Luis, para seleccionarlo desde el campo al plato. A partir del 2019 comienza con la elaboración de fiambres y embutidos de manera artesanal, con técnicas tradicionales y regionales. Revalorizando la cultura del campo argentino, posicionando la carne de Toro como producto insignia.

-¿Cuáles son las características del restaurante? 
-Nuestra forma de posicionarnos es ofreciendo un producto de excelencia a un precio accesible. Nosotros, al ser productores y poseer la trazabilidad completa de los productos como las carnes, aceites de oliva, aceto balsámico, destilados, panificados, etc. podemos asegurarnos una excelente calidad.

La carne siempre fue lo nuestro, al tener una cadena de supermercados se faenan más de cien animales por día, nosotros nos reservamos lo mejor para el restaurant. Lo que quisimos crear, además de tener una calidad especial, es un proceso distinto, que esto se ve mucho en Europa y Estados Unidos, es el tema de la maduración de la carne. 

-¿Cómo se elaboran y producen estas carnes? 
-Se ingresa el corte, en este caso nosotros trabajamos ojo de bife, bife de chorizo, Tbone y bisteca, lo ingresamos a una cámara frigorífica que está completamente adaptada, generando un microclima. Ese microclima tiene una temperatura de 3°, una humedad del 70% y circulación de aire constante, esto permite que no se generen bacterias, entonces la carne por afuera se seca creando una costra, pero el corazón del corte está protegido. Al momento de la cocción se remueve un 30% de la costra que se genera y se cocina solamente el centro. Con este microclima durante 30 días, las propias encimas se comen los tejidos conectivos de las carnes, entonces se genera una carne más sabrosa, más blanda con sabores muchísimos más intensos. Depende de la maduración y el corte, empiezan a generarse aromas distintos, texturas distintas y sabores distintos, así como un queso y un vino que se añeja, lo mismo pasa con esta carne.

Asimismo, el equipo de cocina del restaurante también produce diversidad de sales, entre ellas tenemos la de chimichurri, limón, malbec y hierbas.  La idea es maridarlas con las carnes maduradas, que según el tiempo de maduración van mejor algunas que otras.

La artista 
Melisa Millán, a pesar de estar involucrada en el negocio familiar, y de ser una empresaria administrando y trabajando a la par en diversas unidades de negocios, es principalmente artista y la gestora de la galería de arte en Bodega Los Toneles, que hoy está fusionada con el restaurante. 

-¿Desde cuándo pintas y cuál es tu estilo?
-Mi estilo es el expresionismo abstracto, trabajo mucho el movimiento artístico originado en Nueva York en el 1950 llamado ¨Color field¨.  Empecé a los 19 años, en simultaneo con mis estudios de diseñadora.  Mis obras las vendo en mi tienda online y en la galería de arte de la Bodega. 

-¿Cómo fue la idea de fusionar la galería con el restaurante? 
-La fusión es algo que se dio durante la pandemia, para que se sigan exponiendo las obras de arte en el restaurante (que actualmente es el único espacio que hemos abierto al público), pero sino las obras están exhibidas en la galería de arte, de forma exclusiva. 

-Actualmente, en la galería, ¿qué obras se exponen además de las tuyas? 
-Se exponen las obras de Milo Lockett, artista del Chaco que reside en Buenos Aires. Y las artistas mendocinas Ana Chaveros, Natalia Sanchez Valdemoros y Cecilia Carreras

La idea este año era exponer la obra de Patricia Suarez Roggerone, Sergio Roggerone, Osvaldo Chiavazza, Eduardo Hoffmann y Amadeo Seguy, pero lo más probable es que pospongamos esta misma agenda para 2021. 

-¿Cómo ha sido la fusión del restaurante y galería de arte? 
-La verdad que ha sido un periodo un poco difícil en cierta medida, ha sido cuestión de reinventarse día a día. Actualmente por un tema que tuvimos que cerrar la bodega a mediados de marzo (por la cuarentena), se cerró la galería también, pero se implementó un recorrido virtual 3D. Se puede recorrer todos los espacios de la galería como si estuvieses presente, otras galerías del mundo también lo implementaron, pero yo tenía armado desde diciembre al recorrido 3D. 

Se puede seguir visitando de modo digital, pero por otro lado ya que el restó abrió el 2 de junio lo que hicimos fue trasladar todas las obras de la galería al restorán, así que todos los visitantes y comensales que nos visiten pueden seguir apreciando el arte que estaba exhibido en la casona en el restaurant.

Vinos, aceite de oliva y destilados
Claramente, los Millán supieron abrir diversas unidades de negocio, y poder de esta forma posicionarse con diversidad de productos de calidad y reconocidos en la provincia y el país. 

De este modo, es que hoy son reconocidos con sus vinos, a través de numerosos premios, con la olivícola Laur que obtuvo el premio a la mejor empresa de Argentina, y con la producción de destilados. 

-¿Cómo ha sido la evolución de Laur? 
-Producimos en LAUR, nuestra Olivícola, ubicada en Cruz de Piedra, Maipú, que recientemente obtuvo el premio a mejor Olivícola de Argentina y cuarta del mundo, bajo el ranking mundial de AOVE

Tenemos 3 segmentos principales, LAUR Gran Mendoza, 3 Blends de Terroir y 1 clásico. 

-También trabajan en destilados. ¿Con qué productos cuentan?
-Producimos todos los productos en Tapaus, nuestra destilería ubicada en Perdriel, Lujan de Cuyo. Estamos haciendo todo tipo de destilados, pero principalmente Gin, bajo la marca Gin Terrier, tenemos 4 variedades (spicy, wild, pik y old Tom)

-¿Cuántas líneas tienen de vinos y quién es el enólogo?
-Hay 4 líneas principales: Mosquita Muerta, Fuego Blanco, Toneles, Abrasado, bajo la dirección de nuestra enóloga Clara Roby

*Textos entrevista de radio La Metro: Fernando Bedini
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: