Vamos a trabajar en la unificación de todas las nuevas leyes en el Código Procesal Penal

Un Café con... Marcelo D'Agostino

Image description

(Por Viviana García Sotelo) El objetivo es tener como eje que todas las reformas son pensadas siempre a favor del ciudadano que requiere mejores servicios de Justicia.

Marcelo D´Agostino, abogado y subsecretario de Justicia en los gobiernos de Alfredo Cornejo y Rodolfo Suarez, uno de los que encabezó varias de las reformas de leyes dentro de la Justicia en la provincia. Aspira a que en los próximos años haya procesos más ágiles, rápidos.

- ¿Cómo se llega a lograr estos procesos rápidos y ágiles que plantea?

 A partir del año 2015 se comenzó con una gran reforma general modificando todos los Códigos de Procedimiento provinciales, el Procesal Civil, Penal, de Familia, Laboral y la Ley de Procedimiento Administrativo a la cual se le incorpora la oralidad y acortando los plazos procesales. En esta etapa se está avanzando en realizar algunos ajustes a estos Códigos que llevan ya algunos años con muy buenos resultados. Por ejemplo, al Código Procesal Civil se le harán ajustes para implementar la oralidad en la etapa de apelación. Con la muy buena experiencia que hemos tenido con la Oficina de Conciliación Laboral que ha bajado sustancialmente la litigiosidad en ese fuero, hemos avanzado en la creación de la Oficina de Conciliación Civil que busca replicar esos buenos resultados en el ámbito de la Justicia Civil y de Paz. En el ámbito penal se introdujeron más de 10 reformas al Código Procesal Penal, que han quedado como leyes diseminadas fuera del Código. La idea es hacer un texto ordenado en un cuerpo único, para ello convocaremos a una Comisión coordinada desde el Ejecutivo con representantes de la Corte, del Ministerio Público Fiscal, del Ministerio Público de Defensa, el Colegio de Abogados y la Legislatura. Esto será de mucha utilidad para estudiantes de derecho, profesionales y magistrados que utilizan el código como herramienta de estudio y de trabajo.

- ¿Qué piensa de estos avances?

Me siento muy orgulloso de formar parte de este equipo de Gobierno que tiene claro hacia dónde quiere ir en materia de Justicia. En los próximos años profundizar esos cambios que requieren procesos cada vez más ágiles con tiempos rápidos de resolución. Teniendo como eje que todas las reformas son pensadas siempre a favor del ciudadano que requiere mejores servicios de justicia. Por ej. en materia Penal antes teníamos más procesados que condenado lo que era una señal de que la Justicia no resolvía rápido hoy se ha invertido y tenemos un 69% de condenados y un 31 % de procesados. Esto demuestra que estamos en el buen camino.

- ¿Quiénes participan en la elaboración de estos proyectos de reforma?

En todas las reformas siempre hemos tenido como principio incorporar en su elaboración a todos los actores del sistema bajo nuestra coordinación, que manifiesten su opinión ya que son ellos los que van a utilizar esas herramientas. Esto nos permitió enriquecer todos los proyectos.

- ¿Por qué importan tanto estos cambios en la Justicia?

En primer lugar, porque la Justicia es uno de los servicios sustantivos del Estado junto con la Seguridad, ambos deben ir de la mano. De nada sirve que la policía encuentre a alguien cometiendo un delito in fraganti e inmediatamente esa persona esté libre en la calle delinquiendo nuevamente. Solían pasar esas cosas como que el testigo de un delito tardaba más en la comisaría que el detenido.  En segundo lugar, porque mejorar la calidad del servicio es un beneficio para el ciudadano.

- ¿Cuáles fueron las reformas más importantes?

Además de todos los códigos procesales creo que hay leyes hitos que han sido muy importantes por ejemplo en materia Penal que han logrado un quiebre del sistema inquisitivo hacia el acusatorio. De una Justicia lenta, escrita, sin transparencia hacia una rápida, y con audiencias públicas a la vista de todos. Primero la aplicación del sistema acusatorio en toda la provincia, en 1999 se avanza con este sistema por la ley 6730, pero se previó de un modo gradual. Esa gradualidad nunca se cumplió y teníamos un procedimiento acusatorio en la 1ra. y 3ra. Circunscripción e inquisitivo en la 2da. y 3ra. Durante 16 años tuvimos dos procedimientos distintos en la provincia. En su momento se alegó falta de presupuesto, pero creo que lo que faltó fue decisión política.

- ¿Qué hicieron en el inicio del Gobierno de Cornejo entonces?

Hubo decisión política, se sancionó una ley 8937 que unificó el sistema acusatorio en toda la provincia. Se hizo una reingeniería de recurso humano y económico. Para ello hubo poca erogación de dinero por parte del Estado y generamos una unidad de procedimiento penal en toda la provincia.

- ¿Luego cómo siguió esto?

Se sancionó la ley de Prisión Preventiva que unificó objetivamente el criterio para aplicar o no este instituto incorporando oralidad que antes se hacía por escrito y sin siquiera haber visto a la persona. Ello ahora se hace en audiencias orales y públicas. Esto nos permitió sentar las bases para la aplicación de algo muy impotente como lo es la incorporación de los juicios por jurados que es la participación más directa del ciudadano en el servicio de Justicia

- ¿Hay antecedentes de cambios similares en la Justicia mendocina?

Desde 2015 hasta hoy hay una verdadera revolución en términos de reforma de Justicia, esta es la más profunda e importante de los últimos 50 años. En este sentido el equipo de Gobierno de cambia Mendoza que implica una sucesión de buenos gobiernos que también sigue en esta línea de transformación de la Justicia primero con Alfredo y ahora con Rodolfo profundizando esos cambios.

- ¿Después de la actividad privada cómo llega a trabajar en política?

Me recibí en el año 2000, 22 años de los cuales estuve 15 en la actividad privada con mi Estudio Jurídico como penalista y después fui virando de a poco al fuero civil y comercial. Paralelamente a eso llevaba la actividad académica como profesor de contratos en distintas facultades de derecho de la provincia. Sin embargo, siempre me gusto la actividad política y empecé a trabajar hace muchos años con Alfredo (Cornejo) en los estertores de su función como Ministro de Seguridad y durante su primera intendencia en Godoy Cruz. En esos tiempos como asesor en temas jurídicos

- ¿Luego empezó a trabajar en temas puntuales para Cornejo como futuro Gobernador?

En el 2do mandato de intendente ya se empezó a trabajar más fuerte en su proyecto de gobernación. Ya por 2012 me envió con Venier a Chile para estudiar el sistema chileno y su Polo Judicial. El sistema chileno en ese momento era más avanzado que el nuestro, en especial en materia de oralidad penal. Esa fue la experiencia que luego aplicamos en Mendoza. En ese momento la posibilidad de ser Gobernador era remota y demuestra que llego con un plan de gobierno y una idea clara en lo que había que hacer en materia.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: