El pádel de Mendoza necesita que haya más escuelas y formar una asociación

Un café con Germán Buenanueva

Image description

A los 36 años, uno de los referentes del pádel mendocino, se prepara en vistas del Mundial senior de Las Vegas. El ganador del Premio Huarpe de pádel en 2021 analizó con InfoMendoza cómo aprovechar el furor que ha tenido esta disciplina en los últimos tiempos.

¿Cuándo y porqué empezaste a jugar al pádel?

Empecé a los 7 años, por mi familia. Todos jugaban al pádel, mi papá, mi mamá, mis hermanos. Yo lo acompañaba mucho a mi papá al club, al Tolentino, y el dueño un día me dijo si quería jugar un torneo, nos fue bien y de ahí no paré más.

¿Y cuándo empezaste a dedicarte?

Y a los 13 o 14 años porque a esa edad ya estábamos jugando los selectivos para los mundiales juveniles. Yo clasifiqué al Mundial de menores en España, al de México y después al de Brasil, pero únicamente viajé al de Brasil, a los otros fue imposible porque teníamos que pagar todo nosotros.


¿Y en qué momento de tu carrera estás?

Ya estoy para el retiro jaja. Yo a los 13 o 14 ya empecé a entrenar firme, tenía profe, hacía parte física y tenía mis sponsors que me bancaban las paletas e indumentaria. Ahora creo que me quedan unos años más, pero fíjate que yo a los 14 años estaba jugando en Primera y hoy con 36 sigo jugando y ganando en Primera. Ahí hemos tenido un problema con el semillero porque tampoco es que subieron muchos jugadores.

¿Desde Mendoza se puede llegar a ser un jugador profesional de pádel?

Acá el pádel profesional se juega en Buenos Aires o en otras provincias. Eso sería el calendario de la AJPP. Y ahora hay otro circuito que es el APT y hay varios circuitos, pero desde acá cuesta mucho viajar. De esos circuitos puede llegar a haber un torneo al año, pero después tenés que viajar. Acá en Mendoza hay torneos y viajamos a los regionales a San Luis o San Juan. En diciembre ganamos el Regional en San Juan, con los mejores de Cuyo, pero más de eso es difícil por el trabajo de cada uno y vivir del pádel es difícil, salvo que te vayas a España.

¿Pudiste haberte ido?

A los 16 años tuve la posibilidad. De hecho todos mis compañeros se fueron y les fue bien: Sanyo Gutiérrez, Maxi Sánchez, Pablo Lima nos ganó la final del Mundial de menores, hicimos giras de exhibiciones con Belasteguín. Yo no me fui porque estaba estudiando, no quise dejar a mi familiay estaba cómodo acá. Ahora uno lo piensa y muchos me dicen ‘podrías estar ahí’, pero también era difícil irse. Tenías que tener un respaldo económico familiar o ser un caso como Sanyo Gutiérrez que tenía un talento enorme.

¿Te irías ahora?

Lo he pensado y me han ofrecido ir a entrenar o a dar clases. Lo pienso por mis hijos y por cómo está la situación acá. Tuve varias posibilidades de ir a España, a México y también me hablaron de Chile, donde hay muchos mendocinos dando clase o jugando.


¿Cómo se ha vivido acá en Mendoza el furor que tuvo el pádel con la pandemia?

Hoy estamos en una posición muy buena, aunque todavía no le dan la bola que deberían. Ha crecido muchísimo y se han organizado muchos circuitos, pero hoy no tenemos una asociación mendocina. Yo voy a jugar el Mundial en Las Vegas y en el selectivo represente a la asociación mercedina porque mi compañero es de Villa Mercedes. Otras dos parejas de Mendoza hicieron lo mismo porque no existe la asociación. Hay muchos circuitos que organizan los clubes, el Circuito Mendocino, el Pádel Cup, el Pádel Arenas armó otro y en San Juan o San Luis también hay. Torneos se hacen y juega más gente, pero no hay una asociación y de hecho, estoy tratando de juntar gente para armarla, para tener un ránking. Por ejemplo, para ir al Mundial salí a buscar apoyo y hablé con gente del gobierno, que todos están jugando al pádel, y me dijeron que nunca había ido nadie a pedir un subsidio.

¿Quién es el mejor jugador de pádel?

Hoy son los españoles Lebrón y Galán, son la pareja número uno. De todos los tiempos, para mí es Bela (Fernando Belasteguín) que lleva 28 temporadas en el World Pádel Tour.

¿Cuál es el mejor lugar en el que te tocó jugar?

Hubo varios. Seguramente en Brasil, en Curitiba, cuando fui al Mundial de menores. Y después cuando hicimos la gira de exhibición con Belasteguín jugamos en Paraguay en un complejo que era una locura.

¿Hay apoyo para un jugador de pádel acá en Mendoza?

Sí, pero poco. Ahora Mariano Falco, de Cerutti Deportes, puso unas canchas en el club Banco Mendoza y ha empezado a sponsorizar a unos 7 jugadores, con contrato, y nos da las paletas, ropa, bolsos, zapatillas y el club está a disposición para entrenar. Pero salir a pedir apoyo cuesta mucho. Ahora para ir al Mundial en Las Vegas, en marzo, tenemos un presupuesto de 500.000 pesos, porque hay que pagar todo. Y las marcas de ropa y paletas ya te dan un montón porque está todo muy caro.

¿Cuál fue tu mejor partido?

No sé, muchos. El más cercano fue en diciembre, en el Regional, cuando le ganamos la final a una pareja de San Luis que lleva unos 3 años en el World Pádel Tour.

¿Cuál fue el mejor jugador que tuviste al lado y enfrente?

Sanyo Gutiérrez y Belasteguín. A Sanyo lo tuve de compañero en los selectivos para el Mundial, después él se pasó de edad y jugué con Maxi Sánchez. Para mí Sanyo es el mejor. Con Bela hice solo exhibiciones.


¿Quién fue la persona que te enseñó a jugar?

Yo tuve dos profesores: Fabián Mujica, que está ahora en México, y Walter Barifusa, que tiene las canchas en el Libertad, en Godoy Cruz, y me enseñó muchísimo.

¿Un jugador de pádel acá en Mendoza gana plata o pone plata?

Pone plata.

¿Qué consejo le darías a un chico que quiere llegar a ser profesional?

Qué se vaya jaja. No, le diría que se entrene, que se prepare mucho en la parte física y psicológica. Hoy en el pádel la cabeza es muy importante. Y hoy un jugador para ser profesional, lamentablemente no se puede quedar en Argentina, se tiene que ir a España. Desde acá no podés.

¿Quién fue o es el mejor jugador de pádel de Mendoza?

Jaime Serrano. Tuvo su historia y hoy se mete en una cancha y sigue haciendo desastres. Tiene un talento impresionante, integró seleccionados argentinos, fue top 5 a nivel mundial y es un ídolo para nosotros. Sobre todo, porque fue de los pocos que trascendió afuera.

¿Qué tiene que mejorar el pádel de Mendoza?

Tener una asociación, formar más escuelas y conseguir más apoyo. Hoy es furor pero encontrar apoyo cuesta mucho.

¿En el futuro, te ves más como dirigente o como entrenador?

Las dos cosas me gustan. Yo doy clases en el Banco Mendoza y me encanta, pero como dirigente también me gustaría ayudar para que siga creciendo y que este furor no pase.

¿Cuáles son tus objetivos para este año?

Mi gran objetivo es el Mundial senior en marzo, en Las Vegas, y tratar de quedar entre los cinco mejores de la región. Y después espero poder seguir compitiendo y armar la asociación con gente que ha estado, que conozca lo que es este deporte, que se comprometa y que sea capaz de generar ayuda económica. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: