Quiero devolverle a Mendoza toda la gratitud

Un Café con... Federico Pettit

Image description

El reconocido chef Federico Pettit es oriundo de Buenos Aires. Llegó a Mendoza hace 7 años y cosechó experiencia en cocinas como Abrasados en Los Toneles, y Casa Vigil. Con el tiempo se convirtió en el chef que nos representa en las ferias gastronómicas y forma parte de los equipos que elaboran una marca gastronómica para la provincia. Además, es socio de Gula Band, el catering de alta gama que brinda bodas de destino.  

¿Estás haciendo un trabajo empírico de la gastronomía mendocina?

Investigando y viajando mucho. Estoy trabajando en un proyecto de comunicación de la gastronomía de Mendoza para llevarla a toda la Argentina y al mundo. Un proyecto ambicioso pero que esperamos sea de gran resultado. 

En el camino estoy profundizando, investigando, conociendo cada vez más. Recorriendo productores, viendo productos, yendo a comer a todos los lugares que se puede. Estoy viajando a Buenos Aires y Brasil. Estuve en Caminos y Sabores representando a Cuyo con un equipo de San Luis y San Juan. 

¿Está representado a la provincia?

Es un proceso largo que va a desembocar en este precioso proyecto que estamos desarrollando. Estoy trabajando con Aehga y Fehgra a nivel nacional. 

¿Como llegaste a ser un referente? Representás a Mendoza en una tierra de muchos cocineros. Te encontrás en un lugar privilegiado para los gastronómico locales…

Asi es. Desde el 2001 cuando puse mi primer restó, el vino siempre estuvo en mi órbita. No solo por ser gastronómico sino porque el vino me gusta mucho. Hicimos una carta de bodegas pequeñas y boutique buscando otra cara del mundo del vino que se empezaban a mostrar en Buenos Aires. Cuando llegué acá, no estaba tan interiorizado en el producto al margen del aceite de oliva y el vino. No conocía todo lo que daba Mendoza y su tierra. Eso lo fui descubriendo en los distintos proyectos que trabajé acá. Descubrir todo lo que da Mendoza a nivel gastronómico y productivo y eso sumado al entorno, al paisaje y su gente. El recibimiento y el lugar que me han dado en Mendoza, solo me resta agradecer. Hoy estoy en un lugar de gratitud y lo único que quiero es devolverlo, una forma de devolver a Mendoza todo lo que me ha dado. Quiero trabajar en conjunto más allá de proyectos propios, sino en cosas que pueda hacer crecer, comunicar y llegar a distintos lugares. 

¿Qué potencial le ves a Mendoza? ¿Dónde te parece que está la provincia y hasta donde te parece que podría llegar según tu experiencia?

Los últimos 5 años de crecimiento fue exponencial. Si bien se viene trabajando hace mucho. Hoy Mendoza se convirtió en un destino enograstronomico y esa es una gran noticia. 

Mendoza está dando sus segundos pasos. Su potencial es enorme y podría convertirse en una capital gastronómica como Lima o Sao Paulo. Tiene producto, tiene el vino, los servicios y los profesionales. Cuando las estrellas Michelín miren otros países de Latinoamérica, Mendoza será protagonista. Hay grandes cocineros del mundo abriendo caminos. 

¿Cuáles son los productos que tiene potencial, pero les falta incursionar en el mercado de manera más activa ya sea por falta de promoción o porque los mismos mendocinos no los incorporamos a nuestra alimentación?

Si. Hay productos como el chivo y no hay un restaurante mendocino que ofrezca chivo. En las mismas carnicerías no se encuentra, igual que el conejo o la trucha. También hay producto como el azafrán, la misma papa, el ajo, los papines andinos pensando que son de Perú y se cultivan en toda la provincia. Es un producto que se vende, pero no se conoce que es local, igual que la quinoa. El azafrán es un producto valorado en el mundo que puede crecer. ´

¿Cuál es el valor que tiene una cocina de producto que deviene en una cocina sustentable?

Estamos trabajando cada vez más fuerte en Kilometro 0. Estamos en un mundo donde la sustentabilidad ya no alcanza. Hoy tenemos que ser regenerativo   El producto kilómetro 0 es consumir producto local, cercano y evitar transporte. La cocina de producto ayuda a la economía regional. Pensar en comunidad y no en individuo. Estamos consumiendo pesca de afuera cuando tenemos pesca local. Lo que se hace con el salmón se puede hacer con la trucha. Es más rica, más económica y colabora con la economía local y circular. Tiene que ver con movimiento que se hace años que se sucede en Europa, pero tiene que ver con la presencia de una generación que es consciente de cada cosa que consume, que quiere saber su origen y que sea lo más cercano posible. Porque todo esto influye en este planeta que los hemos dañado demasiado. Generar producciones hidropónicas para mejorar el consumo del agua también son avances que se hacen para cuidar el planeta. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: