El esfuerzo y el entrenamiento valen más que el talento

Un Café con Rodrigo Isgró (segunda parte)

Image description

¿Fue duro el camino para llegar a Tokio?

Si, sentía que rendía examen todos los días porque si fallaba en algo no iba a estar y el día que dieron la lista para los Juegos fue una locura. Lloré como nunca en mi vida.

¿Qué día fue el más difícil en lo deportivo?

Cuando descendí con el club.

¿Cómo entrenás la parte mental?

No suelo decirlo, pero lo entreno igual que otros aspectos. Cuando entré a Los Pumitas trabajamos con Estanislao Barchrach y nos enseñó que la cabeza se entrena igual que el físico. Desde ese momento empecé a trabajar en eso como cuando voy al gimnasio. Hoy trabajo con dos psicólogos deportivos, según el momento de la temporada y creo que hoy la que manda es la cabeza.

La parte mental es clave en la preparación del medallista olímpico.


¿Quién fue la persona que más te enseñó de rugby?

Laly Viazzo.

¿Qué es lo más difícil al momento de entrar a un equipo nuevo?

Entrar a un grupo no es fácil, pero depende de la personalidad de cada uno. Es como que en poco tiempo tenés que demostrar las condiciones deportivas que te hicieron estar ahí y también lo que sos como persona, para que te conozcan y te acepten.

¿Y cómo fue entrar al grupo de Los Pumas 7s?

Gracias a Dios se me hizo muy fácil desde el primer día, me recibieron muy bien, como a todos los que entran, y me ayudaron desde el minuto uno. Ese compañerismo y respeto hacia el otro explican el presente del equipo.

¿Un jugador de Los Pumas 7s gana más o menos dinero de la que gente cree?

Mucho menos, muchísimo.

Rodrigo descendió con el Mendoza RC en 2017 y logró el ascenso en 2019.


¿Qué hábito incorporaste cuando pasaste a ser un deportista de alto nivel?

Un montón. Quizás en lo que más se nota es en la nutrición, me he vuelto medio obsesivo. Alimentarse bien, entrenarse y no regalar ni un día es fundamental.

¿Qué le aconsejarías a un chico que aspira a llegar al nivel en el que estás jugando?

Que todo lo haga para divertirse porque si no sos feliz es difícil lograr algo en cualquier aspecto de la vida. Después que se esfuerce y por ahí ahora está de moda la palabra resiliencia, pero ante cualquier cosa que lo tire para abajo le diría que busque la manera de salir adelante.

¿Cuál fue el try más lindo que hiciste?

No sé. Pensando así rápido uno que hice hace poco, en Los Ángeles, antes de los Juegos.

¿Qué sacaste de positivo de la pandemia?

Un montón. Volví a estar en casa mucho tiempo y lo compartí con mis viejos y mi hermana, en la facultad pude rendir varias materias y después creo que pude tener la capacidad de seguir entrenando sin saber que iba a pasar, pero con las cosas claras respecto de adónde quería llegar. Me forjó mucho el carácter y la cabeza.

¿Qué es lo que más admirás de otras personas?

Me sorprenden algunas personas que no le dan mucha vuelta a las cosas porque yo me suelo enroscar bastante y buscar el por qué cuando para algunos es mucho más fácil dar vuelta la página. Después hay otra gente que parece que nunca se pone nerviosa.

Isgró disfruta de compartir con sus amigos de la camada 99 del Mendoza RC.

Tres cosas que te gusta hacer cuando estás de vacaciones

Dormir mucho, estar en casa, con mi perro y disfrutar con la gente que quiero.

Los 3 grupos de WhatsApp que más usás

El de mis amigos de la división (la 99 del Mendoza RC), el de la familia y otro con mis tíos y mis primas.

¿Cuándo viajás escuchás música, ves series o leés?

Con los viajes he ido incorporando hábitos. Veo bastantes series, que antes no veía nunca y empecé a leer más. Música escucho y también me gusta tomarme un rato para escribir lo que me salga en ese momento. Soy bastante organizado, tengo un par de cuadernos y escribo cosas que tengo que hacer para organizarme y también cosas que me surgen en ese momento.

Del 1 al 10 ¿cuánta importancia le das a lo estético antes de salir a jugar un partido?

Mmmm…7. No, un poco más, te diría que 8 o 9. Siempre hay que estar presentable.

¿Te imaginabas de chico que podías llegar a ganar una medalla olímpica?

Ni en mis mejores sueños.

La medalla de bronce olímpica está bien guardada y enmarcada.


¿A qué personaje te gustaría o te hubiera gustado conocer?

No sé. No tengo uno, soy cero cholulo.

¿Cómo es un día normal tuyo?

Me levanto temprano, arranqué con una dieta de ayuno intermitente así que solo me tomo un mate, sin azúcar ni nada. Ceno a las 21 o 22 y durante 16 horas no como nada. Siempre me levanto a las 7, me baño, mate, voy a entrenar, vuelvo 13.30 o 14, almuerzo, un rato de siesta y a la tarde depende de lo que tenga que hacer: estudio, voy a algún lado, veo televisión, depende del día.

¿Sos muy ordenado con los horarios?

Si, un poco la dieta que estoy haciendo me obliga a serlo cada vez más en la alimentación y eso se traslada a los horarios para descansar o para otras cosas. Tampoco soy enfermo, todo dentro de lo normal.

¿Tomás dimensión de que sos un referente importante para los más chicos?

Siempre fui como soy yo y en el club, por ejemplo, siempre me gusta saludar a todos, divertirme y pasarla bien. Se que ahora estoy más expuesto y me doy cuenta del lugar que ocupo, sobre todo para los más chicos, pero sigo siendo igual que siempre aunque hoy por ahí se nota más o la gente se fija más. 

¿Qué apodo tenés?

En el club me dicen Cala, porque decían que me parecía a Calamardo. En realidad, me decían Calita porque era el más chico cuando subí a Primera y en el Seven por ahí me dicen Caballo, por mi juego, y también a veces me dicen que me parezco a Shrek Humano.

En el club, cuando subió al plantel superior, lo apodaron Cala o Calita.

¿Mayor virtud como jugador?

Siempre quiero más y laburo para eso, afrontando los problemas y dándole para adelante.

¿Peor defecto como jugador?

 A veces la cabeza me juega en contra, por eso laburo mucho en ese aspecto.

Si fueras presidente ¿Cuál sería tu prioridad: seguridad, economía, salud o educación?

Todas son importantes, pero elijo la educación porque eso va a hacer mejorar todo lo demás.

¿El mejor equipo que integraste?

Dos, con mi división en M16 y M17 tuvimos dos años increíbles. Más allá de los resultados o campeonatos que ganamos no me voy a olvidar nunca del grupo que armamos, como vivíamos el rugby y como disfrutábamos cada entrenamiento. El otro es el equipo de los Juegos, más allá de la medalla, desde la pretemporada y en cada torneo que jugamos se fue forjando una identidad y una cultura que hace que formar parte de Los Pumas 7s hoy tenga un valor distinto.

¿Un Puma nace o se hace?

El esfuerzo y el entrenamiento valen más que el talento.

¿Cuándo fue la última vez que lloraste?

En Dubai, hace poco, cuando nos entregaron las camisetas fue un momento muy fuerte. Se me mezclaron las emociones de uno de los chicos con las mías. Se murió el papá de uno de los chicos, que es un amigo, y poniéndome en la piel de él fue increíble el esfuerzo que hizo para poder estar ahí. Me emocioné mucho y se me mezcló todo eso con cambios personales, como el hecho de haberme ido a vivir a Buenos Aires y alejarme, aunque sea un poco, de mi familia. Fue como que me di cuenta de todo lo que dejaba de lado para estar ahí poniéndome esa camiseta y por eso la tenía que valorar más que nunca.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: